Motores Termicos

Un Motor térmico es una máquina que es capaz de convertir energía térmica (del calor) en energía mecánica (movimiento). Trabajando cíclicamente, transforma calor en trabajo útil.

Normalmente se calienta un fluido (liquido o gas) y este, al evaporarse y aumentar su presión golpea contra un cilindro que causa el movimiento mecánico de rotación del motor a través de un mecanismo, por ejemplo una biela-manivela o un cigueñal.

Aquí vemos un ejemplo sencillo en la siguiente imagen:

En función del lugar donde se obtenga el calor necesario para el funcionamiento (foco caliente), los motores térmicos se clasifican en motores de combustión interna y de combustión externa.

Puedes ver aqui las Partes del Motor de Combustión.

Dependiendo de la máquina, los motores de combustión pueden ser muy diferentes. En grandes aviones y helicópteros, el motor de combustión tiene la forma de una turbina.

En la turbina, el combustible se quema en un ambiente rico en oxígeno, creando aire caliente y alta presión en una cámara confinada, y empleando esa energía para alimentar el avión.

En los vehículos eléctricos, el motor está compuesto por un rotor y un estator. Con pulsos de electricidad de un dispositivo electrónico de potencia, el estator produce un campo magnético alrededor del rotor que gira y luego gira el tren de transmisión del vehículo, el eje del rotor, etc. Para saber más: Motor Eléctrico.

La energía es suministrada por una pila de combustible de hidrógeno o una batería, que es generalmente alimentado por células de iones de litio. Son similares a las baterías de una computadora portátil, pero se multiplican por varios miles.

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba